10 trucos para “enamorar” a tus alumnos

Según el blog “Justifica tu respuesta”

10 trucos para “enamorar” a tus alumnos

Esta semana queremos dejar de lado los contenidos técnicos y los avances en nuevas tecnologías educativas para dedicarle unas líneas a uno de los post más recientes del blog Justifica tu respuesta. Se trata de un decálogo para “enamorar” a los alumnos con trucos a la vieja usanza, y la verdad es que nos ha enamorado a nosotros también. ¿Quieres conocerlo?

Justifica tu respuesta es un blog educativo que dinamiza Santiago Moll Vaquer, profesor de Lengua Castellana y Literatura en un Instituto de Secundaria desde 1998. La lista que te resumimos a continuación es, pues, fruto de su experiencia personal. Según avances en la lectura, verás que la mayoría de los trucos que propone Moll Vaquer se caracterizan sobre todo por su sencillez y cercanía.

1. ENTRA SONRIENDO. El inicio de la clase puede ser determinante para el desarrollo de la misma. Entrar al aula con una sonrisa te ayudará a conectar mejor con tus alumnos (recordemos la importancia que el lenguaje no verbal tiene en la comunicación). Además, una cara seria no tiene por qué ser sinónimo de una mayor disciplina.

2. CUENTA UNA ANÉCDOTA. No importa que sea tuya o de otra persona. Enseñar contando historias no solo es un arte milenario, también ayuda a captar la atención y a memorizar contenidos.

3. FINALIZA LA CLASE CON UN VÍDEO. Pueden ser breves. De hecho, se aconseja que no superen los cinco minutos de duración. Ellos lo vivirán como el premio que se merecen tras una buena clase y afianzarán conocimientos casi sin darse cuenta. Eso sí, procura que los vídeos tengan relación directa con los contenidos didácticos de la clase.

4. APRENDE DE TUS ALUMNOS. Hazles saber que ellos también pueden enseñarte muchas cosas a ti. Les hará sentir importantes y valorados. Para ello, puedes aprovechar las asignaturas que hayan tenido ese día, o incluso las anotaciones que te encuentres en la pizarra.

5. DA O PRESTA ALGO QUE SEA TUYO. La acción de sacar algo del maletín y entregárselo, por ejemplo, un pañuelo de papel o algún material escolar, establecerá un vínculo de cercanía con ellos.

6. DI O HAZ ALGO INUSUAL. Uno de los trucos más clásicos para captar su atención es hacer algo inesperado. Descolocará a los alumnos y recuperará a los rezagados que se habían distraído “solo por un momento”. Eso sí, procura que sea algo sencillo: un chiste, unos pocos versos de un poema o un gesto gracioso. Si haces algo demasiado extravagante luego será más complicado retomar el ritmo de la clase.

7. INTERCAMBIA LOS PAPELES. ¿Quién no se ha sentado de pequeño en la silla del profesor para contemplar el aula desde la tarima y sentirse maestro por unos segundos? Además de un juego, el intercambio de roles puede ser muy enriquecedor tanto para ellos como para ti sabe porque permite conocer cómo se siente el otro. Un buen momento para llevar a cabo esta práctica puede ser la hora del repaso. Les encantará salir a la pizarra y explicar los conceptos aprendidos como si ellos mismos fueran el profesor.

8. CONVIERTE A UN ALUMNO EN PROTAGONISTA. A todos nos gusta sentirnos especiales. Potenciar sus virtudes y cualidades establecerá vínculos de cercanía con él y generará su gratitud

9. CREA EXPECTATIVAS. Nada más y nada menos que “Marketing para las aulas”. Hay que vender ese producto que es cada una de nuestras clases generando expectativas antes de empezar. Así despertás su interés y predisposición para aprender.

10. BROMEA. Una buena broma es un arma poderosa para rebajar la tensión, establecer transiciones entre las distintas partes de la clase y, por qué no decirlo, llamar su atención. De la misma manera que se puede aprender jugando, también se puede aprender bromeando.

 

¿Qué te parecen estos trucos? ¿Has puesto en práctica alguno de ellos? ¿O utilizas otras “estrategias” para “ganarte” a tus alumnos? ¡Comparte tu experiencia con nosotros!

 

Comentarios (0)

Déjanos tu comentario

Estás comentando como invitado.